Tipos de ocio

El tiempo de ocio es esa fracción del día que todos queremos alargar en detrimento de otras fracciones. Todos desearíamos tener menos tiempo de trabajo, y que nuestras obligaciones fuesen despachadas más rápido para inflamar nuestro tiempo de ocio, y como no, todos nos hemos quitado muchas veces horas de sueño para prolongar el tiempo de ocio.

Aumentar nuestro tiempo de ocio es una tendencia evolutiva, de la misma forma que hace miles de años reducir el tiempo de supervivencia nos hizo evolucionar, a veces es fácil pensar que cuanto más trabajemos más evolucionaremos, pero ya hace muchos años que un videojuego (no iba a ser un profesor de filosofía xD) me invitó a la reflexión de que la evolución, a día de hoy, pende del arte.

Llevo dos párrafos y aun no he planteado el tema del que quiero reflexionar, me estoy convirtiendo en un escritor tántrico xD. Que el ocio lleva al arte podría argumentarlo en este post, pero voy a tratar de ser eyaculador precoz ya que de lo contrario al avanzar en párrafos me parasitará la pereza y tendré el enésimo post inacabado. :P

A mi forma de ver, el ocio tiene dos componentes, creativo y destructivo. El ocio creativo es el que nos incita a crear, así ocio creativo podría ser el que dedica su tiempo libre a dibujar; y el ocio destructivo (para que rime y quede épico xD) es el que nos hace devorar el arte, así ocio destructivo podría ser ver una pelicula (no, una porno no ¬¬).

Pero normalmente no es tan fácil de clasificar, no podemos abrir dos sacos y meter en uno las actividades creativas y en otras las destructivas, en realidad todas estas actividades, que hacemos porque queremos y en esencia porque nos gusta, suelen tener un poco de cada cosa, o mucho de una cosa y poco de otra.

Por mi parte considero que escribir en este blog es una de mis formas de ocio, con una componente creativa dominante, y muchas veces me ha llevado a pensar si realmente no escribir en él con más frecuencia se debe a que no sea creativo, y en parte así es la creatividad no es algo que se pueda explotar de oficio, se puede escribir de oficio y el producto puede ser bueno, pero la creatividad es una “sustancia” que se genera en base a nuestro estado de ánimo, expontanea e impredecible, se puede incentivar, pero no se puede domar.

Y en busca de este arte perdido, me he dado cuenta de que he sido muy creativo en una de mis grandes aficciones, los videojuegos. Pensando situaciones, reflexionando sobre ese tiempo, y volviendo a ver los resultados, me he dado cuenta de que en pequeñas tonterías, que posiblemente nadie más que yo llegue a ver, jugando a los videojuegos he derrochado una barbaridad de arte, y me gusta, me gusta verlo y recordarlo, pensarlo y reír descontroladamente y decir ¡Imba! ¡Pwned! ¡Owned!

Y es que, de igual forma que se puede ver la angustia del autor en las líneas rectas de un cuadro de arte moderno, se puede ver la angustia del jugador viendo morir a sus peones en un harass de motos, en la explosión de los banelings a los pies de tu bola, o en los fénix persiguiendo a los mutas. :)

Tal vez esto haga que escriba más, o no.

0 comentarios: